El Mausoleo de Augusto

En el año 28 a.C. el emperador Augusto construyó una tumba monumental para él y su familia en la parte occidental del campo del Marte. Este lugar fue elegido para llevar a cabo una gran remodelación de la ciudad de Roma y sirvió para presentar la nueva imagen de la arquitectura del imperio y fortalecer así la presencia política y de propaganda del emperador.

El valle del Campo Marte estaba situado fuera del pomerio de la ciudad, la frontera sagrada de Roma, entre el Capitolio, las colinas del Quirinal y el río Tiber. Agripa fue quien remodeló toda este área, y se construyeron importantes edificios dedicados al ocio y al culto, entre otros: el Saepta, el Ara Pacis, el Panteón y el Mausoleo.

El Mausoleo de Augusto y Agripa

La palabra "mausoleo" proviene de cuando Mausolus, rey de Asia Menor muere en el año 353 a.C., y su mujer, la reina Artemisa, ordena construir en su honor una bellísima tumba, una de las siete maravillas del Mundo Antiguo.

El primero en ser enterrado en el mausoleo de Augusto fue Marcelo, el yerno de Augusto, que murió en el 23 a.C., después el propio Agripa fue enterrado en el año 12 a.C. y posteriormente, Octavia, Druso, el propio Augusto, Livia su mujer, Germánico, Agripina, Tiberio, Calígula, Claudio Británico, Vespasiano y Nerva.


El Campo de Marte
University of Oregon


El mausoleo ocupa una superficie de una hectárea, tiene una base circular con 87,32 m. de diámetro y 40,55 m. de altura y está compuesto por cinco anillos con paredes radiales que crean una estructura concéntrica con pasillos unidos entre sí. Estos corredores guardaban las urnas con las cenizas de la familia imperial. Sobre la sala central se elevaban dos tambores circulares superpuestos. La parte exterior fue cubierta por mármol travertino y por cipreses. Acompañando a la entrada del edificio estaban erigidos dos obeliscos egipcios (ahora uno está en la plaza de Esquilino y el otro está en la del Quirinal). La puerta de entrada estaba flanqueada por dos tablas de bronce con el Res Gestae Divi Augustae, resumen autobiográfico sobre los logros del emperador.

Sobre la base rectangular central del monumento estaba construido un cuerpo cilíndrico que soportaba un montículo cónico de tierra, sobre este se encontraba un jardín de cipreses y en el centro, en la parte más alta del conjunto, se erigía una estatua de bronce del emperador que indicaba la posición de sus cenizas.


El Mausoleo de Augusto y Agripa

Dentro del monumento, a través de la galería que conduce a los muros más interiores, existen dos pasadizos que acceden al cuarto funerario central que tiene en su interior una construcción de forma circular rodeada por un pasillo anular. Esta construcción, en forma de pilastra central del edificio, posee en su interior una pequeña cámara, es el lugar donde se alojaba la urna con las cenizas del emperador. Es el centro de todo el conjunto, bajo la pequeña montaña de tierra del exterior, la definitiva tumba de Augusto.

La planta del edificio que recibieron las cenizas del emperador y sus familiares recuerda de manera clara, incluso para un neófito en arquitectura, el dibujo que presentan algunas metopas que existen en tumbas romanas pertenecientes a personajes ilustres.
La geometría que presentan estas metopas posee una reafirmación de la centralidad muy destacada. Los especialistas italianos las describen como un laberinto de forma circular y se encuentran expuestas en el Museo Capitolino de Roma. Son metopas que pertenecieron a monumentos funerarios en Porta Flaminia y que reproducen de manera exacta el dibujo de la planta del Mausoleo.


Metopa de un monumento funerario de Porta Flaminia.
Museo Capitolino de Roma

El símbolo circular y concéntrico encierra un significado de carácter íntimo para el propio Augusto y delimita el lugar elegido y con un alto valor sacro. La forma representada es reflejo de su voluntad de establecer el lugar a donde los hombres regresan tras su muerte.


PLANTA DEL EDIFICIO

Escribe Snodgrass: "El centro tiene otro significado. No solamente es el punto de origen del que emanan todas las cosas, sino también el punto de su retorno último. Hay dos posibles direcciones del movimiento a lo largo de los radios que juntan los puntos en la circunferencia del círculo con su centro: la primera, desde el centro hacia la circunferencia, y la segunda, desde la circunferencia de vuelta hacia el centro. Estas fases complementarias del movimiento, centrífugo y centrípeto, comparables con las de la respiración y la actividad del corazón, dan la imagen de la sucesiva manifestación y reabsorción de las existencias. Desde el centro como núcleo proceden las tendencias cósmicas de emergencia y divergencia, de expansión y emanación: el Uno produce lo múltiple, lo más interno avanza hacia lo externo, lo inmanifiesto se manifiesta y lo eterno se desarrolla para exteriorizar los ciclos del tiempo. En la fase complementaria, las fuerzas cósmicas de reintegración y convergencia, de concentración y conjunción, tienden a volver hacia el centro: la multiplicidad retorna a la unidad, lo externo se internaliza totalmente, la manifestación se oculta y el tiempo se absorbe en el punto estático de lo atemporal." EL SIMBOLISMO DEL CENTRO - ADRIAN SNODGRASS




Mausoleo de Augusto y Agripa

El edificio del Mausoleo, proyectado y construido en el mismo momento que el resto de los principales edificios del Campo de Marte, y seguramente con autoría del propio Agripa, es a su vez contemporáneo a la publicación del texto "De Architectura" de Vitruvio.
Es muy significativo volver a comprobar como en el mismo tiempo histórico, en la ciudad de Roma, se llevaban a cabo las obras de arquitectura más importantes de la cultura romana y como entre ellas se encuentra el texto vitruviano. Y como este texto ha sido presentado hasta ahora de forma ajena al movimiento cultural y simbólico que Agripa y Augusto llevaban a cabo, y sin proponer posibles relaciones entre él y los edificios erigidos.

La intención de Agripa, como posible arquitecto del mausoleo, fue la de construir un edificio que permitiera atender de manera completa a las tres partes de las que consta la Arquitectura antigua, y que él, como Vitruvio, detalla en el capítulo III del Libro I de su tratado: "Partes ipsius architecturae sunt tres, aedificatio, gnomonice, machinatio" Tres son las partes de la arquitectura: la Edificación, la Gnomónica y la Mecánica.


Reconstrucción del Mausoleo de Augusto y Agripa

El Mausoleo posee un valor simbólico muy importante, representa con su arquitectura el lugar donde regresaran los hombres tras su muerte. El Mausoleo "materializa el propósito más fundamental del hombre: el de un retorno a su propio centro verdadero."
El edificio, como síntesis construida de lo trascendente, representa con su forma el "centro verdadero", los cinco anillos concéntricos situados bajo el montículo de tierra son así formalizados a través del conocimiento que la ciencia gnomónica ofrece al arquitecto.

Es la gnomónica la ciencia que permite a la Arquitectura ser un hecho cosmológico, una aplicación de los principios metafísicos en el ámbito de lo sensible y una sublimación de la materia. Es la arquitectura una "síntesis" edificada del cielo en la tierra, "Como arriba es abajo; como abajo es arriba".
El cosmos es en la astronomía neoplatónica una esfera en cuyo centro se encuentra la tierra. Este cosmos, como arquetipo astral, simboliza una matriz universal regida por principios eternos e inmutables; quien la comprenda asimila sus virtudes. El Mausoleo atiende en la disposición de sus elementos y con su simbología arquitectónica, a los postulados que la ciencia de la gnomónica establece, y que Vitruvio detalla en el Libro IX de su tratado. Solo conociendo los postulados que establece la gnomónica se puede construir un edificio con la forma del Mausoleo de Augusto en Roma.
Ver: La Gnomónica según Vitruvio

Además, es necesario en toda obra de Arquitectura la participación de la Mecánica.
Es la Mecánica la ciencia que comprende los efectos de la rotación cósmica y la presencia de la Luz en la tierra.
Escribe Vitruvio en su Libro X: "La mecánica en su conjunto se ha generado a partir de la misma naturaleza, bajo la guía y la dirección de la rotación cósmica. Así es, si consideramos y observamos el incesante movimiento del Sol, de la Luna y de los cinco planetas ( Es decir, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno como el mismo Vitruvio indico en el libro IX, 1, 5) comprenderemos que si no recorrieran sus órbitas de manera mecánica, sería imposible que tuviéramos Luz en la Tierra"

Designa Vitruvio a la mecánica un origen natural y cósmico, y por lo tanto para entender correctamente sus palabras debemos de ver a las máquinas como resultado de este origen, demostración en la tierra de la fuerza del cosmos, del orden del universo que tiene un principio divino. La mecánica según Vitruvio es una manifestación de la divinidad. ("el incesante movimiento del Sol, de la Luna y de los cinco planetas"). Y por ello no solo las máquinas pertenecen a esta ciencia, sino también su efecto, "el movimiento" es parte fundamental de sus preceptos.
Ver: La Mecánica según Vitruvio

El movimiento en su afección más amplia y relacionado siempre con la edificación y la gnomónica, como parte integrante de la arquitectura, reflejo "del incesante movimiento del Cosmos".

El recorrido de acceso al centro del edificio del Mausoleo obliga a realizar, a quien lo visita, un movimiento concéntrico. Este recorrido entre los cinco anillos construidos con centro geométrico en el lugar donde se encuentran las cenizas del emperador, el "Hijo del Sol"; es una simple analogía cosmológica que rememora el movimiento de la rotación cósmica, y que permite comprender, de la manera más completa, la arquitectura edificada en aquel lugar, y de esta forma alcanzar la obra completa de arquitectura, o dicho con las palabras de Vitruvio: "Summum Templum Architecturae" el Supremo Templo de la Arquitectura.




Mausoleo de Augusto y Agripa

Debe el artífice comprender las tres partes de las que la Arquitectura se compone y así, y según las primera palabras escritas por Vitruvio en su tratado, entender que: "La arquitectura es una ciencia compuesta de numerosas enseñanzas teóricas y practicas, y que solo a través de ellas se podrá juzgar la perfección que las edificaciones alcanzan mediante las demás artes."

¿Fue Marco Agripa el arquitecto autor del Panteón que hoy se levanta en la ciudad de Roma?
Ver: El Panteón y el Mausoleo

© carlosmontaña - 2005