LA RAZON CUBICA
"cybicis rationibus"
Desde muy diversos aspectos y puntos de vista se ha procurado explicar el "corpus" del tratado vitruviano. Este capítulo intenta presentar un razonamiento, desde los propios postulados que el texto nos ofrece, sobre el original título que el autor propuso para los diez libros.


M. Vitrvvii Pollionis De Architectvra Libri Decem
1567

Es "De Architectura" una arquitectura levantada desde el oficio del arquitecto antiguo, desde su propia disciplina y como un único cuerpo enciclopédico. El texto vitruviano propone desde su propia estructura la muestra práctica y demostración desarrollada de lo en él tratado.

Escribe Vitruvio: Ciertamente, a todas las actividades y artes, pero especialmente a la arquitectura, pertenecen "lo significado" y lo "significante". Lo "significado" es el tema que uno se propone, del que se habla; "significante" es una demostración desarrollada con argumentos teóricos y científicos. L.I-C.I

Por ello, y en consecuencia, la estructura compositiva del tratado es una demostración desarrollada con los propios argumentos teóricos y científicos y siguiendo los postulados del tema que se propone. Son los Diez libros de Arquitectura una "obra de arquitectura" en sí misma.

Para comprender este aspecto debemos de recobrar el oficio antiguo que el propio Vitruvio rescata: "Conviene que sea instruido, hábil en el dibujo, competente en geometría, lector atento de los filósofos, entendido en el arte de la música, documentado en medicina, ilustrado en jurisprudencia y perito en astrología y en los movimientos del cosmos."

Así es, la ciencia enciclopédica forma como un solo cuerpo, que consta de estos miembros.
L.I-C.I

Solo desde este conocimiento enciclopédico podremos entender el texto de Vitruvio: Me he esforzado en expresarme, no como un eximio filósofo, ni como un retórico elocuente, ni como un gramático ejercitado en las profundas normas del arte, sino como arquitecto educado en estas ciencias.

Por tanto, resulta claro que ha actuado convenientemente quien conozca relativamente bien las partes y la estructura de cada una de las ciencias, que son precisas para la arquitectura, para que no surja el más mínimo fallo, por si fuera necesario emitir un juicio y apreciar aspectos y detalles de estas artes y de estas obras. A quienes la naturaleza les ha concedido suficiente ingenio, agudeza, memoria para alcanzar profundos conocimientos de geometría, astrología, música y otras ciencias, sobrepasan las funciones de los arquitectos y terminan convirtiéndose en matemáticos.

Por consiguiente, como tan privilegiados talentos, tan admirable habilidad natural se conceden a unos pocos hombres y no a todo el mundo, y como el arquitecto debe estar ejercitado en todos los conocimientos, debido a la complejidad de la profesión, su capacidad intelectual le ha de posibilitar el conocer si no profundamente todas las ciencias -sería lo deseable-, si al menos en un grado razonable, según lo exija la necesidad.
L.I-C.I

Mas no es posible conseguir tales efectos en los tratados de Arquitectura, pues los tecnicismos propios y, a la vez, necesarios de este Arte provocan cierta oscuridad al no estar los lectores acostumbrados a ellos. Se trata de términos oscuros en sí mismos, inusuales en el uso y en el habla común; además, los textos que reflejan sus normas son francamente extensos y, salvo que se sinteticen y se expliquen en pocas y clarísimas definiciones, con frecuencia su extensión excesiva constituye un serio obstáculo, logrando en los lectores opiniones y conclusiones nada claras, ambiguas. Por tanto, explicaré con breves palabras esta oscura terminología y las complejas medidas de las partes de los edificios, con el fin de que se graben bien en la memoria; así, todo se irá recordando sin ninguna dificultad. Además, observo que los ciudadanos están muy ocupados en asuntos públicos y privados lo que me obliga a escribir con brevedad, sin extenderme, para que puedan comprenderlo cuando lean estas líneas en los escasos momentos de descanso.

También Pitágoras y los pitagóricos mantuvieron esta opinión. Les pareció bien escribir sus teorías y sus reglas en unos volúmenes de estructura cúbica "cybicis rationibus": fijaron el cubo como el conjunto de 216 versos, donde cada norma no sobrepasase tres versos.

Parece que tomaron la analogía al comprobar que tal número de versos, como sucede con el cubo, de cualquier forma que los considere la mente consigue una estabilidad inamovible en la memoria.

Como nuestros antepasados habían respetado este proceder de manera natural y como yo me di cuenta que debía escribir sobre temas poco habituales y difíciles de comprender para el gran público, me decidí escribir en breves volúmenes para que, con relativa facilidad, pudieran comprenderlo todo los lectores; así no habrá ningún obstáculo que impida su comprensión.

Dispuse su distribución de modo que quien busque un tema concreto, no deba indagarlo en diversas partes, sino que tenga en cada uno de los volúmenes una explicación completa de los distintos estilos o géneros, y todo ello en un único conjunto.
L.V-Prefacio

Hasta aquí las reflexiones del autor.
¿Como consigue explicar esta oscura terminología y las complejas medidas de las partes de los edificios?
¿Que metodología utiliza para que se graben en la memoria del lector y así ser recordado sin ninguna dificultad?

¿Cual es la "Razón" de "De Architectura"?

CYBICIS RATIONIBUS
Desde la cultura caldea el número seis representaba la creación, y se consideraba un número perfecto; sus divinidades eran clasificadas por el número seis, los hombres sabios y los dioses menores recibían el número 6 y el mayor, el número 60; pero todos los dioses eran representados por el número 666, que evocaba el panteón babilónico. La reunión de todas sus divinidades, su panteón, representaba el lugar donde residía el conocimiento absoluto.

En Grecia se consideró al número seis como el emblema propio de la naturaleza física, como generador del cosmos.

El propio Vitruvio escribe: "Los matematicos, ,afirmaron que el numero perfecto es el numero seis". L.III-C.I.
Y comenta en el libro V como para Pitágoras es el número 216 el más indicado para contener el conocimiento: "Les pareció bien escribir sus teorías y sus reglas en unos volúmenes de "estructura cúbica": fijaron el cubo como el conjunto de 216 versos. L.V-Prefacio.

Es el número 216 de los pitagóricos el que se obtiene al elevar el número 6 al cubo. Tres veces seis. El 666.



La Razón Cúbica
Y que Vitruvio menciona como resultante de la aplicación de la "Cybicis Rationibus", (transcrito por los diferentes traductores como "estructura cúbica" "principios del cubo" "cubical arrangement" y por Ortiz y Sanz: "razón cúbica", y que para mí es la más cercana al sentido antiguo).

Es precisamente en el centro de su tratado, en el proemio del Libro V, donde Vitruvio hace mención a la "Razón Cúbica" y al número 216 como "cybum CCXVI versus", el soporte para escribir sus teorías y sus reglas:
"Etiamque Pythagorae quique eius haeresim fuerunt secuti, placuit cybicis rationibus praecepta in voluminibus scribere, constitueruntque cybum CCXVI versus eosque non plus tres in una conscriptione oportere esse putaverunt." L.V-Prefacio.

Es el número 216, el resultado de la aplicación de la "Razón Cúbica" sobre el número perfecto, el seis. La arquitectura del conocimiento, de la perfección.

Vitruvio proyecta la razón cúbica "cybicis rationibus" en el "corpus" de su tratado para poder alcanzar la correcta disposición de los conocimientos en él y así poder ser entendido por los arquitectos que lo leyesen. "Así no habrá ningún obstáculo que impida su comprensión."


V I T R V V I I
En su traducción de 1787, Ortiz y Sanz describe que el libro V del códice vaticano de "De Architectura" está firmado por un carácter que se interpreta como una doble letra y titulado con el genitivo latino Vitruvii.



La propia Latin Library titula al tratado vitruviano como:
"Vitruvii De architectura"
Ver:

-L A T I N - L I B R A R Y -

Si analizamos con detalle la presentación del códice vaticano.

Estas son las tres palabras que según la fuente más antigua es el título original del tratado.

Y la primera de ellas "Vitruvii", la podemos ordenar de la siguiente manera:

Y disponer de forma gráfica según establece la "razón cúbica" vitruviana:


Está en ella presente la "tríada del 6" necesaria para que el conocimiento adquirido por la mente consiga una estabilidad inamovible en la memoria.


El espaciado del texto en la imágen superior está sujeto a simetría, utilizando como base la figura de un TR-iángulo equilátero.



El número seis, la representación de los maestros. La unión equilátera de los tres maestros es la presencia del conocimiento absoluto. El antiguo panteón de los dioses caldeos. El 666.

Los tres números seis, el más poderoso emblema de la naturaleza en la antigüedad, acompañada por el dígrafo TR, y que en todas las culturas comparte un valor que representa la evolución y el crecimiento, el equilibrio entre los elementos, el aprendizaje perpetuo. La triple manifestación de la energía divina y su acción poderosa y creadora.



Aun hoy en castellano se utiliza la palabra que presenta la reunión de los tres seises, como tres maestros. La MAES-TRIA. El grado del que es "tres veces maestro"



Según el DRAE.
Maestría. (De maestro).

1. f. Arte y destreza en enseñar o ejecutar algo.
2. f. Título de maestro.
3. f. Curso de posgrado en una determinada especialidad.
4. f. Titulación así obtenida.
5. f. En las órdenes regulares, dignidad o grado de maestro.

En la antigüedad son dignos de recibir el grado de Maestria los que ya han sido ordenados como Maestros con anterioridad, y a ellos está dirigido "De Architectura".

En otros capítulos analizo por que el tratado está desglosado en diez libros y el simbolismo que cada uno de los temas tratados en ellos posee, en este capítulo me he propuesto explicar desde la propia "razón cúbica" vitruviana el simbolismo que el nombre de Vitruvio encierra, y que no es otro que la unión de los conocimientos principales del Arte de la Arquitectura en un único "cuerpo enciclopédico" y compuesto para ser entendido por los arquitectos que en el futuro se acerquen a su consulta, ya que con ese número en su título, como sucede con el cubo, de cualquier forma que lo considere la mente consigue una estabilidad inamovible en la memoria.

Ver: La estructura en "De Architectura"

   
EL ACRONIMO VITRVVII SOBRE EL TETRAKTYS PITAGORICO

El nombre de Vitruvio "Vitruvii De Architectura" es un acrónimo que nos anticipa sobre lo tratado en los diez libros, y que como su autor establece, debe de ajustarse de manera práctica a los postulados propios de la arquitectura. Es "Vitruvii De Architectura" el tratado sobre Arquitectura escrito por el "Tres veces Maestro".



Marco Agripa, y solo él en siglo I a.C., es el arquitecto con la autoridad requerida para escribir el tratado de Maestría en Arquitectura.
-VITRVVII-


CAPITULOS RELACIONADOS
Para la mejor comprensión del texto recomiendo la lectura de los siguientes capítulos:
Ver: El número perfecto

Ver: La "Structura" en "De Architectura"

Ver: El anatema del 666

Ver: VITRVM. La fórmula del conocimiento



© carlosmontaña - 2005