“Los antiguos concibieron el -VITRVM- como el vehículo perfecto para el progreso del saber.” (1)

Trata este breve ensayo sobre la búsqueda de algo que se encuentra perdido, sobre el origen de la palabra latina vitrvm, antecedente etimológico del actual vidrio.

© Institute and Museum of the History of Science

Vidrio.
(Del lat. vitrum).
Sólido duro, frágil y transparente o translúcido, sin estructura cristalina, obtenido por la fusión de arena silícea con potasa, que es moldeable a altas temperaturas.
La etimología de Vitrum es oscura, existen intentos recientes de vincular vitrum con un origen lingüístico procedente del medio-oriente iraní. Otros estudios han dado lugar a muchas más conjeturas y sugieren que su posible origen es celta, tal vez una derivación de la raíz uei "doblar, torcer". (2) (3)
La verdad es que la mayoría de los lingüistas están de acuerdo en que el origen de la palabra no es el latín.

Quizás fue Julio César el primero en mencionar la palabra -vitro-, en el Libro V de los Comentarios del Bello Gallico: "Omnes vero se Britanni vitro inficiunt, quod caeruleum efficit colorem, atque hoc horridiores sunt in pugna aspectu;" . Cesar en este párrafo comenta como los hombres de Britania se "visten in vitro" y que esto les tiñe la piel de azul confiriéndoles un horrible aspecto en la lucha. Una primera interpretación de las palabras de César, y con gran éxito a lo largo de los siglos, es que el “vitro” de César es "glasto" una planta cuyas hojas dan un tinte de color añil y que se supone era utilizado por los Británicos para tatuar su cuerpo antes de las batallas. (4)

glasto.
(Del lat. glastum).
Planta bienal de la familia de las Crucíferas, con tallo herbáceo, ramoso, de seis a ocho decímetros de altura, hojas grandes, garzas, lanceoladas, flores pequeñas, amarillas, en racimos que forman un gran ramillete, y fruto en vaina elíptica, negra y casi plana, con una semilla comprimida, tres veces más larga que ancha. De las hojas de esta planta, antes muy cultivada, se saca un color análogo al del añil.
Quedando así establecido para siempre que el vitrum y el glasto eran sinónimos y que este color azul original fue la razón, al ser aplicado a su fabricación, de la palabra vidrio.

La verdad es que todos los intentos para utilizar el glasco como tinte humano han sido un fracaso, no pudiéndose demostrar de forma práctica la validez de estos tatuajes azules, me sorprende mucho que esta explicación haya sido dada como válida para interpretar las palabras de César.

Volveremos más adelante de nuevo a las palabras de César, pero es preciso recordar que es bajo su gobierno cuando Roma entra en contacto con los artesanos del vidrio de Egipto y Siria y que es en tiempos de Augusto y Agripa cuando la fabricación del vitrum adquiere gran importancia y dinamismo en el imperio romano. (2) (5)

Otro autor, contemporáneo de César, también da señales primerizas del uso de la palabra vitrum, es el poeta Lucrecio (99-55 aC) en sus famosos seis volúmenes sobre "La naturaleza de las cosas": “zmaragdum ad quam rem viridem, pretiosum vitrum?”
La esmeralda, ¿para qué cosa (la deseas), verde, precioso -vitrvm-? (6)

Sorprende ver como en este caso el vitrum pasa a ser sinónimo de la piedra preciosa.

Llama la atención como en un mismo momento histórico, que además coincide con el inicio de la fabricación del vitrum en Roma, se utilice la palabra vitrum en contextos tan diferentes.

Los datos arqueológicos y las fuentes literarias del siglo I a.C. documentan el inicio de la fabricación del vitrum por los artífices venidos de Egipto y Siria a la ciudad de Roma y auspiciados por el gobierno de Augusto y Agripa. Tanto Horacio, como Virgilio y Ovidio, y más tarde Strabón, Plinio, y Dio Casius nos referencia el conocimiento del vitrum y su proceso de fabricación. (5)

Se ha documentado en las ciudades vesubianas y en muchos otros centros del Imperio romano, una notable producción y consumo de objetos de vidrio.

Hoy en día es posible observar en muchos museos la extraordinaria cantidad y variedad de estos objetos, usualmente expuestos para que se admiren la forma, el color y la decoración de los mismos. La impresionante progresiva difusión de los objetos de vidrio dependió, en realidad, de una profunda innovación tecnológica ligada a precisas investigaciones experimentales y, en no pocos casos, a una profundización teórica sobre la composición de la materia y su funcionalidad científica.

La técnica del soplado y la atención prestada por los filósofos antiguos a la explicación de la composición última de la materia favorecieron un extraordinario encuentro entre arte y ciencia, entre la destreza del artesanado y el ingenio del filósofo.

El momento de gobierno de Augusto favoreció este momento de avance en las técnicas de fusión y soplado.

© Institute and Museum of the History of Science

De hecho, los objetos de vidrio no eran fabricados exclusivamente por comodidad o para apagar el gusto estético predominante: de hecho, los antiguos concibieron el vitrum también como material ideal para el progreso del saber.

En las ciudades antiguas existieron hombres capaces de emplear el vitrum para realizar aparatos y mecanismos que han contribuido profundamente al crecimiento de los conocimientos científicos y tecnológicos de la antigüedad.

A través de la investigación sobre el vitrum romano se alcanzaron grandes momentos de privilegiada inspiración para la solución de algunos problemas teóricos fundamentales, guiando la curiosidad científica en territorios hasta entonces inexplorados. (1)

El vitrum y las ideas aparejadas a su producción se desarrollaron en el ámbito geográfico y cultural de la expansión del imperio en virtud del preciso patrocinio de Augusto y Agripa. (2) (3)

El vitrum es el material más versátil conocido por los romanos. Ninguna otra sustancia podría imitar mejor dicha amplia gama de materiales en forma, color y diseño. El descubrimiento de la extraordinaria versatilidad del vitrum llegó hacia la mitad del siglo I aC gracias a la combinación de dos elementos innovadores como la construcción de hornos capaces de alcanzar temperaturas lo suficientemente altas como para hacer que la arena de sílice se licuara.

La adquisición y difusión de las técnicas de soplado de vitrum, como la de mediados del siglo I aC, constituyen el momento de que el vitrum común podría producirse rápidamente, en grandes cantidades y a un costo relativamente bajo, convirtiéndose así en un material al alcance de muchos. Los romanos ocupan un lugar especial en esta historia, no sólo por haber dado un impulso decisivo a la propagación de este nuevo material, sino también por haber desarrollado definitivamente sus diversos medios de uso.

Durante el largo período de paz que siguió a la llegada al poder de Octavio Augusto (27 a.C. - 14 d.C.), Roma y todas las ciudades del imperio fueron testigo del avance en la fabricación de vitrum. La producción de vitrum se convirtió en una verdadera industria, y los efectos se hicieron notar en diversos ámbitos de la ciencia y la vida cotidiana.

© Institute and Museum of the History of Science

La revolución creada por la introducción de vitrum soplado afecta a muchas otras disciplinas, estrechamente vinculadas a aspectos científico-tecnológicos y del pensamiento: Se utilizaron lentes de vitrum para observar lo muy pequeño. Cumpliendo un importante papel en las observaciones de médicos y científicos naturales.

Otros dispositivos se unieron por prismas que interceptando la luz solar alcanzaba proyecciones de los colores del arco iris en superficies lisas. Los astrónomos de la antigüedad pronto se dieron cuenta de que el vitrum se podría utilizar para construir modelos muy sugestivos del universo así como favorecer su observación.

Como ya he descrito los antiguos concibieron el vitrum como el vehículo perfecto para el progreso del saber. (1)

La formulación de VITRVM
Ya he comentado que el origen de la palabra y su etimología se ha perdido. Propongo un posible origen en función de su significarte y su significado.

Escribe Vitruvio en el siglo I a.C.: "Ciertamente, a todas las actividades y artes, pero especialmente a la arquitectura, pertenecen "lo significado" y lo "significante". Lo "significado" es el tema que uno se propone, del que se habla; "significante" es una demostración desarrollada con argumentos teóricos y científicos". LI-cI (7)

Vitrum de manera general, y esto también es aplicable al caso concreto del vidrio, es un sólido obtenido por la fusión de varios materiales, para los antiguos este trabajo era posible gracias a un conocimiento científico antiguo y solo al alcance de unos pocos.

Debemos de entender al vitrum como el resultado de una combinación exacta, de una formulación científica. Y es por ello los romanos, seguramente en tiempo de César, le aplicaron un nombre totalmente nuevo y de acuerdo con esta idea científica.

Su significado inicial, el que realmente es utilizado en el siglo I a.C. es similar al término griego khumeia que significa 'echar juntos', 'verter juntos', 'soldar', 'mezcla de líquidos' y que es el origen del posterior término de origen árabe: alquimia, como conjunto de experiencias relativas a las transmutaciones de la materia, que a su vez es el origen de la química: ciencia que estudia la estructura, propiedades y transformaciones de la materia a partir de su composición.

El vitrvm es una fórmula, pura matemática, o como Pitágoras propuso y luego Vitruvio escribió: “una aplicación de la llamada Razón Cúbica"

Construcción de la formula
“También Pitágoras y los pitagóricos mantuvieron esta opinión. Les pareció bien escribir sus teorías y sus reglas en unos volúmenes de estructura cúbica "cybicis rationibus": fijaron el cubo como el conjunto de 216 versos, donde cada norma no sobrepasase tres versos.” L.V-Prefacio (7)

Desde la cultura caldea el número seis representaba la creación, y se consideraba un número perfecto; sus divinidades eran clasificadas por el número seis, los hombres sabios y los dioses menores recibían el número 6.

En Grecia se consideró al número seis como el emblema propio de la naturaleza física, como generador del cosmos.
El propio Vitruvio escribe: "Los matemáticos, afirmaron que el número perfecto es el número seis". LIII-cI.
Y comenta en el libro V como para Pitágoras es el número 216 el más indicado para contener el conocimiento: "Les pareció bien escribir sus teorías y sus reglas en unos volúmenes de "estructura cúbica": fijaron el cubo como el conjunto de 216 versos". LV-Prefacio.


Es el número 216 de los pitagóricos el que se obtiene al elevar el número 6 al cubo. Tres veces seis. El 666. (7)

En el siglo I a.C. tanto Julio César como Augusto estaban muy interesados en cifrar muchos de sus escritos personales, a su vez fueron patrocinadores de muchas de las investigaciones científicas realizadas en sus mandatos.


La palabra VITRVM esconde en su caligrafía una doble lectura, la directa que es la que normalmente permite su pronunciación tal como la conocemos y otra matemática, (debido al doble valor de algunas letras del alfabeto latino) que podemos leer como una formulación matemática.

Los tres números seis, el más poderoso emblema de la naturaleza en la antigüedad, acompañada por el dígrafo TR, y que en todas las culturas comparte un valor que representa la evolución y el crecimiento, el equilibrio entre los elementos, el aprendizaje perpetuo. La triple manifestación de la energía divina y su acción poderosa y creadora.


El significante que podemos leer en VITRVM es la del equilibrio entre las fuerzas de la naturaleza, representadas por los tres seises, formuladas en unión de la fuerza de la naturaleza en equilibrio regenerador.

Para los científicos romanos del siglo I a.C. el VITRVM era un producto del conocimiento humano obtenido a través de un trabajo de transformación de la materia a partir de su composición.

Para los científicos del siglo I a.C. el término VITRVM sería en su significado análogo al término medieval: alquimia o al actual: química. (8)

Con el término VITRUM no solo nominaban a la ciencia conocedora de la transmutación de los materiales, sino que a su vez la formulaban de manera completa. Los tres elementos base de la naturaleza: los tres seises, en unión íntima regeneradora: el dígrafo TR. (Triskel). (9)

La llegada de tiempos oscuros.
Para poder entender como este conocimiento empezó a perderse tenemos una extraña historia referente a la invención maleable de vidrio que se encuentra en Petronio (c. 51), mencionada circunstancialmente por Dion Cassius (LVII .21), y que también hace referencia Plinio (N. H. XXXVI .66), con una expresión de duda, sin embargo, en cuanto a su verdad.

Un arquitecto que había realizado una importante obra de rehabilitación en un gran pórtico de Roma, y que había sufrido la injusticia por parte de un envidioso Tiberio, compareció ante él con una esfera de vitrum. Para conseguir su perdón la hizo añicos contra el suelo para luego conseguir de nuevo su forma original. El emperador preguntó si alguno de los presentes conocía el secreto de semejante obra, y como por todos fue respondido en términos negativos, dio la orden de que el arquitecto fuese decapitado al instante, no fuera que los metales preciosos perdieran su valor, en caso de que tal secreto de ciencia, se hiciera ampliamente conocido. (5)

Este episodio relacionado por varios historiadores nos permite comprobar como tras la muerte de Augusto, con el gobierno de Tiberio, la protección de las ciencias cambió, pasando a estar en peligro de muerte los que guardaban el conocimiento de tales prodigios.

Este proceder solo fue acrecentándose con el paso de los siglos, alcanzando en la edad medía, con la inquisición, el máximo exponente de persecución. Los científicos eran perseguidos y sus experimentos prohibidos.

Seguramente, y desde el mandato de Tiberio, el secreto de la formulación del término VITRVM se empezó a perder, siendo utilizado en lugar de como formula general para cualquier proceso químico, solo como el resultado del muy utilizado vidrio. Un caso concreto y muy requerido.

Esta es, según mi opinión, la razón histórica por la que el vitrvm pasó de nombrar un procedimiento general científico a un particular resultado, el vidrio, obtenido a través de él. Lo general pasó a ser solo un resultado concreto y particular.

La poción mágica de los Británicos.
Según lo explicado hasta ahora el texto de Julio César adquiere una nueva dimensión cuando este escribe: "Omnes vero se Britanni vitro inficiunt, quod caeruleum efficit colorem, atque hoc horridiores sunt in pugna aspectu;" lo que nos detalla es que los guerreros Británicos utilizan sobre su cuerpo una poción alquímica, que les tiñe el cuerpo de azul y les da un aspecto horrible en las luchas.

Debemos traducir "vitro" como una fórmula científica resultado de una elaboración "kymiya", en griego "mezcla de líquidos", y que esta "poción mágica" además de teñirles la piel de color azul, les prepara para la lucha.

Propongo que el principal elemento de esta "poción mezcla de líquidos" sea la planta del hipérico o hierba de San Juan (Hypericum Perforatum L.)
La palabra "hipérico" viene del griego hyperikon, que significa por encima de una aparición, si presionamos con fuerza la planta, ésta segrega un jugo de color rojizo que tiñe la piel de color azul violáceo debido a su aceite esencial.
Sus componentes cumplen, entre muchas otras, las siguientes funciones que serían muy valoradas en el momento de lucha: activan la circulación sanguínea y los intercambios metabólicos; tienen un efecto antialcohólico, antiasmático, antidepresivo, antidisentérico, antigotoso, antihemorroidal, antihipertensor, antinervioso, antiséptico, antiulceroso y aperitivo; alivian la artritis y mejoran la astenia nerviosa; son astringentes, calmantes, digestivos, expectorantes, sedantes y eficaces en trastornos digestivos y del colon.
Sus indicaciones contra estados depresivos leves. Su aceite por vía interna es eficaz contra la gastritis y úlceras gástricas y por vía externa, además de teñir de azul la piel de quién lo utiliza, se usaba como cicatrizante y en casos de contusiones, distensiones ligamentosas y heridas abiertas. (10)

Tal como César dejo escrito los Británicos tenía en su poder una "poción mágica" obtenida en un proceso alquímico, que además de teñir su piel de azul les otorgaba un antidepresivo, además de un eficaz cicatrizante.

Una vez vencido el siglo de oro augusteo la ciencia comenzó a ser perseguida por algunos gobernantes que no confiaban en el progreso de la ciencia como elemento contrapuesto a su tiranía.
Las palabras y su significado se corrompieron y algunos aspectos científicos comenzaron a caer en el olvido.

Sin embargo hoy en día tenemos un ejemplo clarificador de este proceso de mutación.
Un término totalmente vigente en la actualidad "fecundación in vitro" utiliza en latín original la misma palabra utilizada por César hace más de 2.000 años. Para la gran mayoría "in vitro" literalmente significa “en vidrio”.
Pero si realizamos un análisis científico del término "in vitro" comprobamos que indica que la fertilización se realiza en el laboratorio, en una cápsula (que no es necesariamente de vidrio), y se trata de fertilización extracorpórea (fuera del cuerpo). Literalmente se trata de una “khymeía", “mezcla de líquidos” para la consecución de vida en un laboratorio científico, un proceso que para muchos es una de las más altas metas de la alquimia y ha sido alcanzada en el siglo XX. (8)
La fecundación “in vitro” sería la fecundación gracias a un proceso -6TR66- científico.


VITRVIVI, VITRVM precursor desde la Roma antigua de las ciencias modernas, y muchas de las sustancias, herramientas y procesos de la antigua alquimia, y que han servido como pilares fundamentales de las modernas industrias química y metalúrgica.


NOTAS:
(1) Vitrum: Vidrio entre arte y ciencia en el mundo romano.
Institute and Museum of the History of Science.
Florencia. Italia


(2)Roman Wall Paintings from Boscotrecase: Three Studies in the Relationship between Writing and Painting
Elfriede R. Knauer
Metropolitan Museum Journal, Vol. 28, (1993), pp. 13-46


(3)Roman Glassblowing in a Cultural Context
E. Marianne Stern
American Journal of Archaeology, Vol. 103, No. 3 (Jul., 1999), pp. 441-484


(4)C. IVLI CAESARIS COMMENTARIORVM DE BELLO GALLICO LIBER QVINTVS

(5)Vitrum
Article by William Ramsay, M.A., Professor of Humanity in the University of Glasgow
on pp1209-1212 of


(6)De la naturaleza de las cosas : poema en seis cantos
/ de Tito Lucrecio Caro


(7)LA RAZON CUBICA. "cybicis rationibus.
Vitruvio versus Agripa
Sánchez-Montaña Carlos.


(8)http://es.wikipedia.org/wiki/Alquimia

(9) El Triskel

(10)El hipérico o hierba de San Juan



ARTICULOS RELACIONADOS:
La Razón Cúbica El número perfecto La "Structura" en "De Architectura" El anatema del 666

© carlosmontaña - 2005